8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Día Internacional de la Mujer

Este miércoles 8 de Marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. Manifestaciones, paros, actos y charlas para dejar claro que en pleno siglo XXI siguen existiendo grandes diferencias entre mujeres y hombres. Millones de mujeres son discriminadas en todo el mundo. Sin acceso al trabajo, a la educación, son maltratadas y vejadas por el simple hecho de ser mujeres. Y eso no solo ocurre en los países del tercer mundo. La igualdad también queda lejos, en muchos aspectos, en los llamados países desarrollados.

Las mujeres sufren una mayor precariedad laboral, tienen menos oportunidades laborales y perciben un salario más bajo por realizar el mismo trabajo. Además no se reconoce el trabajo doméstico, y siguen siendo, en su mayoría, las que se encargan del cuidado de los hijos.

Más del 90% de los españoles cree que persiste la desigualad de género. En España, las mujeres ganan de media un 22,9% menos que los hombres y tienen que trabajar 84 días más al año para ganar lo mismo. Solo un 14,3% de las mujeres trabajadoras ocupan puestos de liderazgo en las empresas. Además sufren una tasa mayor de desempleo y las mujeres jubiladas perciben una pensión más baja.

Origen e Historia del día de la Mujer

El origen del Día Internacional de la Mujer tiene sus raíces en el 8 de marzo de 1857, cuando cientos de mujeres de una fábrica de textiles de Nueva York organizaron una marcha en contra de su precaria situación. La protesta terminó con una redada policial que disperso brutalmente a las mujeres manifestantes, matando a 120 de las allí presentes. Tras lo sucedido, las trabajadoras no se amedrentaron y dos años después fundaron su primer sindicato.

Desde aquel histórico 8 de marzo, hoy Día Internacional de la Mujer, la fecha se convirtió en un punto recurrente para las protestas de las mujeres. En 1909, se celebró por vez primera un día nacional de la mujer, siendo este declarado el 28 de febrero por el Partido Socialista en EE.UU.

Un año más tarde, durante la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague, se reiteró la demanda de sufragio universal para todas las mujeres y se proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. La propuesta se aprobó por unanimidad por la conferencia, que contaba con más de 100 mujeres pertenecientes a 17 países distintos.

Incendio en la fábrica de indumentaria Triangle Shirwaist, barrio de Manhattan
Incendio en la fábrica de indumentaria Triangle Shirwaist, barrio de Manhattan

Y tras más de 50 años, Nueva York volvió a revivir la tragedia.  La madrugada del 25 de marzo de 1911, la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist ardió con centenares de mujeres que trabajaban en el interior de aquel edificio y que no pudieron escapar de las llamas porque los propietarios habían bloqueado todos los accesos.  Costó la vida a 146 mujeres. La mayoría de las víctimas eran jóvenes inmigrantes, de origen judío e italiano que trabajaban precariamente en el taller textil de la firma.

La celebración del 8 de marzo como el día de la mujer es una realidad en la mayoría de países del mundo. Y más aún desde que finalmente en 1975, la ONU lo proclamará como el Día Internacional de la mujer.

En un día como hoy merecen especial mención mujeres que hicieron del mundo un lugar mejor y que allanaron un poco el camino a las generaciones venideras. Desde científicas a políticas o pensadoras todas ellas son un ejemplo de lucha y superación, por eso ocupan un lugar destacable en la historia. Mujeres como Cleopatra, la Reina Victoria, Coco Chanel, Frida Khalo o Indira Ghandi nos han demostrado el potencial, el poder de liderazgo y el carácter que las mujeres poseemos para conseguir todo lo que nos propongamos.

Basta ya del conformismo social imperante, las mujeres no reclamamos más derechos ni más oportunidades que los hombres, simplemente buscamos conseguir una igualdad real de oportunidades en un mundo en el que el poder del patriarcado sigue imperando, en el que miles de mujeres son maltratadas y asesinadas a diario y en el que la mujer muchas veces tiene que elegir entre ser madre o seguir su carrera profesional.

Por todas esas madres, hermanas, abuelas que han luchado por un mundo en el que poder mirarte y que no te entren ganas de vomitar, seguiremos aquí luchando día tras día por un mundo en el que hombres y mujeres se puedan mirar de tú a tú sin miedo, sin barreras y sin límites.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:

OPINA: