Canarias sin Marea

A los alegres plurinacionales amigos de la paz, la justicia y la democracia del clan de somosaguas, posteriormente denominado “Podemos” les ha funcionado como a la mayor parte de los movimientos autodenominados de izquierdas en otras partes del mundo. Aquello de juntar diferentes agrupaciones, asociaciones y partidos en pos de aquello que en tiempos se decía el bloque histórico. Ellos eran el pueblo, la vanguardia de la revolución, los listos y preparados, la punta de lanza. Claro que, ahora, se necesitan votos, y se necesita juntar lo máximo posible, aunque tengan diferencias insoportables. Claro que el asunto está en que, en casos como el actual, a buena parte del pueblo, al menos durante un tiempo, los líos internos, no importan, la gente emite su voto. Durante un tiempo al menos. Y, dicho se de paso, conviene contar las historias con memoria íntegra, porque sino, no es tal cosa. A las confluencias y mareas, hay que evidenciar la negativa a País Vasco. Y, también, a Canarias. ¿Si se puede? No, no se puede. Pablo dixit.
Continúa leyendo Canarias sin Marea

España a Eurovisión ¿Y si fuera un caso de autosabotaje?

Seguramente pueda parecer un poco conspiranoico el título y la propuesta para el debate y la reflexión, pero inidicios, como las meigas, haberlos, háilos. Y es que, aunque Eurovisión sea una plataforma ideal, un concurso visto por millones de personas en Europa y fuera de ella, y que puede pronto tener un hermano gemelo en Asia-Pacífico, a los españoles, ya, no les convence. Y además, están los asuntos económicos y políticos que vienen ligados tanto al riesgo de una victoria como de una derrota. Como es bien sabido, los eventos de masas son ocasiones ideales para cualquier tipo de “exposición” pública de planteamientos políticos. Y ese podría ser el caso. Así pues, España … prefiere dejarse llevar. Total, para lo que sirve … Continúa leyendo España a Eurovisión ¿Y si fuera un caso de autosabotaje?

El átomo prodigioso

La opinión pública es indudablemente manipulable. Todo el que esté mínimamente informado sobre los acontecimientos recientes y sobre la vida política en general puede perfectamente secundar esta afirmación sin atisbo alguno de duda. En efecto, los medios de comunicación de masas, en connivencia con los partidos políticos, son capaces de auténticas atrocidades y salvajes ataques a la verdad con tal de hacer calar una opinión sesgada o errónea en la mentalidad general. Movidos por intereses políticos y económicos, empujados por poderosos lobbies o agentes económicos, nos inculcan ideas que van en contra del pensamiento racional. En mi opinión particular, uno de los mantras más arraigados en la sociedad española es el irracional rechazo a la energía nuclear. Desde hace muchos años ya, desde los grandes medios de comunicación y desde la izquierda política, en colaboración con una derecha que no ha hecho otra cosa que pecar de inacción se ha transmitido el mensaje de que hay que deshacerse de todo resto de energía nuclear en nuestro país, por una supuesta gran inseguridad y un supuesto gran riesgo. Más allá, hay quienes aún creen que el objetivo de generación 100% renovable en el año 2050 es factible. Los mismos que pretenden que la factura de la luz descienda por arte de magia y que además todos conduzcamos coches eléctricos. La suma no sale.

Continúa leyendo El átomo prodigioso

Salvemos la autonomía educativa

La variedad enriquece, la unicidad empobrece. En todos los ámbitos de la vida. A todos nos gusta poder elegir. Desde que nos levantamos empezamos a tomar decisiones, elegimos la ropa, qué desayunar, etc. El pluralismo es inherente a la elección. Y es que, si no hubiera opciones, no tendríamos que tomar decisiones y por tanto la vida no tendría mucho sentido y sería –como mínimo- frustrante. Por tanto, podemos llegar a la conclusión de que elegir es algo inherente a la vida misma y que como seres libres electores, es bueno conservar esta capacidad. Continúa leyendo Salvemos la autonomía educativa

¿Qué se celebra en la Semana Santa?

Una amiga me pidió si podía esbozarle desde una perspectiva cultural acerca de qué celebra en la Semana Santa. Así que vamos allá, aunque debo advertir que dado que no conozco suficientemente otros ritos cristianos centraré mis referencias en el católico.

La Semana Santa es la fiesta más importante del calendario litúrgico católico y en general de todas las confesiones cristianas. En ella se conmemora la Pasión, la muerte y la resurrección de Jesucristo. Conseguir que todos los cristianos la celebremos en la misma fecha -este año coincidieron de casualidad- es uno de los retos pendientes del ecumenismo, movimiento cristiano impulsado por el Concilio Vaticano Segundo (1962-1967), que trata de volver a hermanar a las diferentes ramas de esta religión: católicos, evangélicos, anglicanos y ortodoxos [véase: https://es.wikipedia.org/wiki/Ecumenismo ]. Actualmente sus fechas varían según de qué Iglesia se trate.

Continúa leyendo ¿Qué se celebra en la Semana Santa?

Un nuevo derecho: La Presunción de Información

Uno de los nuevos términos que aparecerá en la próxima modificación constitucional, dentro del Título I, Capítulo segundo relativo a los derechos fundamentales será el de la Presunción de Información. Como ven, sólo hacen falta dos lineas como las anteriores, para hoy en día inducir a confusión y engaño a una población que diariamente se ve sometida a un bombardeo continuo de titulares comprimidos cargados de pólvora.

Continuamente, observamos como en los diferentes procesos judiciales se hace referencia a la Presunción de Inocencia. Pero ahora bien, muchas veces se nombra a la misma antes incluso de empezar el litigio y en otras muchas, el presunto delito ni siquiera ha sido denunciado en sede judicial. Y claro, todo ello debe tener un punto de origen, en el que tienen un papel importante los Mass Media presentes en nuestro país.

Reacción antes que Reflexión, ese es su lema. Todos conocemos más de un ejemplo. Un titular que se repite sucesivamente durante días, en todos los informativos, y que se convierte en tema de debate poco reflexivo, en la mayoría de tertulias de cauce político. A raíz de ello, los periodistas se infundan sus togas particulares y dictan sentencias que crean jurisprudencia en las mentes sociales adormecidas.

Y es que en una sociedad como la nuestra considerada democrática, se está llevando a cabo un modus operandi muy peligroso a la hora de informar, más parecido al de épocas oscuras del pasado. Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda Nazi, decía al respecto:  “Cuando se lanza una mentira, y se repite con la frecuencia adecuada, al final se consigue que la gente se la crea´´. 

Nuestro texto constitucional es claro en el artículo 20.1.b. Tenemos el derecho a recibir libremente información veraz por cualquier tipo de difusión. Por tanto, los y las periodistas deben realizar su trabajo, comunicar e informar. Pero hasta que una sentencia dictada en un Tribunal de Justicia emita su resolución, las opiniones vertidas por los mismos sobre la persona o personas afectadas dentro de sus artículos públicos, sólo se podrán enmarcar dentro de una Presunción de Información.

El IBI y la Iglesia Católica ¿un abuso?

Desde hace unas semanas le doy vueltas y remiendos a un artículo sobre el régimen fiscal de la Iglesia Católica en España. No es apropiado para DMKT, porque su tono quisquillosamente jurídico desentonaría por pedante y confuso. Aunque he pensado que sí estaría bien hablar un poco aquí del famoso IBI y la Iglesia desde la faceta más humana que en mi otro texto ahogan los tecnicismos.

Continúa leyendo El IBI y la Iglesia Católica ¿un abuso?

Querido Trump

Foto: Seguidores de Donald J. Trump en un mítin.

No, no es una carta abierta aunque podría serlo. Es un artículo sobre las elecciones de Holanda, las de Francia y, como no, la “relación” de estas con la victoria de nuestro querido Donald el 8 de noviembre del año pasado. Se esboza un nuevo tiempo, una nueva era y no seré yo el único que lo comente, aun así creo que hace falta concretar y explicar qué es lo que ha pasado en Holanda, lo que puede pasar en Francia y que conexiones, si es que las hay, tienen el Frente Nacional de Marine Le Pen y el Partido de la Libertad de Geert Wilders con Donald Trump.

Foto: Geert Wilders, candidato del Partido por la Libertad holandés.

Empecemos por el principio. Hace falta un análisis de lo que ha ocurrido en Holanda, y para eso tenemos que ver los resultados y compararlos con las encuestas. Para eso debemos formularnos algunas preguntas. ¿Fallaron las encuestas? No ganó Wilders, por lo tanto ¿Son encuestas manipuladas? ¿Erran pues? Primero, no, no ganó el partido de ultraderecha, pero tampoco debemos centrarnos en el resultado del PVV en forma de escaños por motivos diversos.  Primero que las elecciones enfrentan a más de un partido por lo tanto, centrarse solamente en la posición o el resultado de un único partido/candidato/lista resulta ciertamente incongruente. Segundo debemos analizar el resultado de la ultraderecha. No ganaron, pero si obtuvieron el crecimiento, aunque no fuera el esperado, de votos y escaños que pudieron prever las encuestas. Tampoco se equivocaron del todo las encuestas ya que no daban un vencedor seguro, sino que solamente anunciaban la caída de los partidos manchados durante anteriores legislaturas y que han estado en el gobierno, y el auge de partidos como el PVV, Groen Links, el Partido Socialista y la CDA. El último es el que ha salido más beneficiado de estas elecciones, pues ha sido el que más votos ha ganado respecto a los comicios anteriores. Así ocurrió. El único “error”, por llamarlo de alguna manera, sería el del porcentaje pero como ya sabemos, y más aquí en España, las encuestas son subjetivas y pueden ser manipuladas fácilmente.

Foto: Marine Le Pen, candidata por el Frente Nacional en las presidenciales francesas.

Bien, ahora relacionemos estos hechos con las elecciones presidenciales que tendrán lugar en Francia. Nuestros vecinos escogerán entre los candidatos su presidenciable favorito, aun así lo más probable es que ninguno logré más del 50% de los apoyos y haya segunda vuelta. Bien, pero esta no es la comparación que quiero hacer. Veamos el escenario político. Partido Socialista (no confundir con el de Holanda, que realmente es socialista y el francés es socialdemócrata) baja en votos. No es un descenso pequeño, sino que se ha ido incrementando debido a las últimas medidas de Hollande y su gabinete como gobernantes. Su equivalente en Holanda, el Partido Laborista (también socialdemócrata), también ha sufrido un decadente bajón en las legislativas holandesas. Por su parte el partido de ultraderecha es favorito para lograr la victoria en primera vuelta. Ambos, Wilders y Le Pen, vienen de ser tercera fuerza en las anteriores elecciones, legislativas y presidenciales respectivamente. Claramente se han visto beneficiados por la decadencia de los partidos tradicionales, y en el caso de Francia, más que el saber quién ganará, lo que se busca es saber quién será el rival más válido en la segunda vuelta frente a Le Pen. Emmanuel Macron (EM) y François Fillon (LR) son los más competitivos, según encuestas. Debemos también poner énfasis en la pérdida de votos del PS, ya que la distribución del voto socialista podría acabar por todos lados. Muchos creen que el voto se dirigirá a la coalición de izquierdas llamada La France Insoumise (Francia Insumisa) liderada por el antiguo eurodiputado Mélenchon del PG. También hay encuestas que vaticinan un giro algo conservador y que el voto se dirigiría hacia la candidatura de Fillon. Otros datos nos traen hipótesis sobre posible movimiento hacia Macron, con la posible creencia del “voto útil” contra Le Pen.

Foto: Donald J. Trump, presidente electo de los Estados Unidos.

Una vez analizados los posibles escenarios en Francia y los resultados electorales en Holanda, es el turno de ver si este auge viene dado por Donald Trump y su victoria en Estados Unidos. En un análisis objetivo sobre las situaciones políticas de los tres países, diré que no tienen nada que ver, pues Holanda no vive igual que Francia el auge de la inmigración, ni EE.UU. vive de la misma manera la violencia racial que se vive en Francia. De hecho en un análisis sobre los sistemas políticos, todos diferenciados entre sí, también hay diferencias bastante visibles. Tenemos un sistema presidencialista, sistema semi-presidencialista y un sistema de monarquía parlamentaria. La situación social es distinta en cada uno de los países y por lo tanto, los resultados deberán ser distintos. Ocurre lo mismo con los distintos sistemas electorales que dan más o menos posibilidades de representación a los diferentes partidos. Una vez analizadas las distintas realidades sociales y políticas (en cuanto a los distintos sistemas de elección) de los tres países toca, por consecuente, analizar las diferencias entre los candidatos Wilders, Le Pen y Trump. Si bien hemos comprobado que no es lo mismo la situación de Francia, que la de Holanda y, que al mismo tiempo, la de Estados Unidos, es obvio que en su estrategia política, los candidatos, no pueden usar un mismo discurso o un mismo modus operandi, de hecho esto queda remarcado en las distintas campañas electorales y el énfasis que cada candidato ponía en sus mítines. Resulta fácil generalizar y poner a los tres en el mismo saco, pero no es del todo así. Cierto es que todos son xenófobos, pero no todos son machistas (en el sentido más “pluralizado” de la palabra) ni racistas, de hecho, Le Pen solo tiene problemas con los musulmanes, no como Wilders y Trump que tienen odio a estos últimos más con las mujeres, los negros, los asiáticos, etc.

En fin, este artículo es un simple análisis de las elecciones en Holanda, una previsión (hecha a medias) de las posibilidades de Le Pen en su carrera hacia el Elíseo y una diferenciación de Trump y por qué no tienen nada que ver los unos con los otros. Claramente tendremos que afrontar con nerviosismo estas elecciones francesas, pues los resultados no dan un claro vencedor (para el segundo puesto), y seguramente tendremos que estar pendientes hasta el último minuto del día antes de las elecciones.

Querría terminar con un mensaje hacia Trump, pero también hacia sus seguidores en Europa, y los movimientos parecidos en nuestra tierra: “Queridos, o no, queríais que vuestros movimientos tuvieran relevancia, que se reestablecieran los valores “antiguos y arcaicos” de las fronteras. Creo que es evidente que lo habéis logrado. Incluso vuestros rivales políticos se plantean incluir estos valores dentro de sus programas. Des de mi más profunda rabia, enhorabuena.”

Sobre el derecho a la vida … y a la muerte

Seguramente sorprenda pensar a los que piensan que los debates son ingenuos y propios, que son novedosos y endógenos, es decir, que cuando surgen en la sociedad de un país determinado … a veces con mirarse en el espejo a otras sociedades puede llegar a conclusiones distintas. Quien quiera recibir un “master” rápido en política de los Estados Unidos, basta con mirarse de cabo a rabo la serie “El ala oeste de la Casa Blanca”. Y es que en ella se repasan no sólo el formato de organización de la presidencia, del congreso y demás instituciones, sino de cuales son los debates que se daban en el país. Y, entre ellos, estaba ya, en los 90, el aborto y el impuesto de sucesiones. Continúa leyendo Sobre el derecho a la vida … y a la muerte

El avance de la pseudociencia

Según sus propias palabras, uno de los más difíciles quebraderos de cabeza sociales de la reputada filósofa Helena Cornin es el avance de la pseudociencia. Nos preocupe tanto como a ella o nos sea indiferente, no cabe duda de que la rápida expansión de este fenómeno nos da un poco que pensar a todos, seamos o no acólitos a la pseudociencia.

En una sociedad donde muchos consideran incoherente la conciliación de la fe y la ciencia, el abrazo excluyente en la seguridad fáctica que proporciona la última ha degenerado en un auge sin precedente de la superstición. Pero ya no se trata de una superstición al uso, de esas que se basan en una convicción irracional: como el miedo a un número, a derramar la sal, o a que un gato negro se cruce en tu camino.

Continúa leyendo El avance de la pseudociencia