Cambios.

Último día del año, si. Estaba pensando en hacer una batida en Internet para ver cuáles habían sido las noticias más impactantes, importantes, etc, de este año. Pero no. No voy hacer un recopilatorio, paso. No quiero enumerar las desgracias que han pasado en este año, entre ellas la elección como presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, de Donald Trump; porque como diría mi abuela, va a parecer el caso.

Sólamente pretendo reflexionar, hacia dónde nos quieren dirigir, o más bien hacia dónde nos dirigimos. Porque no vamos a ser hipócritas, las decisiones, cada una de ellas en su medida y proporción, en cada ámbito, en cada país, en nuestro mundo, son reflejo de nuestra sociedad, de nosotros mismos. Continúa leyendo Cambios.

¡Pásame una magdalena!

El WhatsApp ha estado echando humo durante todo el día. Y a eso de las 10.30 de la noche, decido que va siendo hora de desconectar del sin parar de los “memes ” catalanes. Así que cogo un libro y un cigarro; me voy a otra habitación, con las ventanas abiertas de par en par, para disfrutar del momento de lectura y de las vistas de la ciudad, aprovechando este otoño veraniego.  Continúa leyendo ¡Pásame una magdalena!

Gestionando, su elección…

Dos amigos. Una cafetería. La conversación que mantienen en ella, ya la venían trayendo desde las cinco de la tarde, hora a la que ya que habían fijado su cita. Bueno, esa conversación se venía gestando desde el domingo, y era viernes. Ese domingo, por la noche, ella confesó a sus dos más cercanos colegas, un sentimiento que no había compartido con nadie, nunca.

Volvemos a la cafetería.

-Haber, ¿se lo digo o no no se lo digo, que hago? ¿Cómo gestiono ésto? No se lo digo, no. No se lo puedo decir(dice ella preguntándose y contestándose al mismo tiempo).
-No se lo digas(dice su colega,y continúa), en todo caso, y ante la situación, es el el que tiene que dar el paso.
-Jodeer…en mala hora… Como me dijo nuestro colega, Serafín “no se lo digas que la vida da muchas vueltas”… No…. Si.. Ya. Para vueltas estamos…pues en estas circunstancias, yo así y planteándome en este momento lo que te acabo de plantear…no me puedo casar. Ufff, ¿qué hago, cómo gestiono ésto? (si, otra vez, pregunta retórica, un sin parar en la vida de esta chica hasta ese momento). A lo que responde su colega y amigo presente en el café: -como diría Spinoza: “su idea de la libertad es sólo la ignorancia de la causa de sus acciones”. 

De seguido la conversación fue tomando otro rumbo, conducida como no por su audaz colega: – mira los mossos, Cataluña y Rajoy. Separación, ruptura de España….cada uno intenta gestionarlo a su modo o según sus convicciones…
En ese momento, ella no se paró a pensar el razonamiento que su amigo deseaba que desarrollará interpretara. Sólo se preguntaba, a santo de que me habla éste ahora de Cataluña.
La conversación continuo por otros derroteros mientras dejaban el café y daban un paseo,acompañado como no por citas de su agradable amigo, a las que ella en ese momento no les veía ningún sentido. Pero más tarde lo tendría, vaya que si lo tendría.
Se despidieron en un cariñoso abrazo prometiendo se ver dos semanas más tarde. Ella necesitaba huir ese fin de semana en concreto.

Tras pasar el fin de semana, en lugar apartado,  pero no de retiro espiritual… y dando vueltas a la cabeza, sin llegar a ninguna conclusión(salvo la de no casarse), y sin hilar toda la cantidad de citas con las que su gran colega le había bombardeado la cabeza aquel día, llegó el lunes. Un lunes anodino, de oficina en la que se dan postureos y cotilleos. De camino a casa…parón repentino.

-¡¡Joder!! , pensó ella. Y en ese momento cayó en la cuenta. – El problema en mi vida es como el de Cataluña, es la gestión, la elección de la forma sobre que y cómo quiero llevar mi vida.

Todos intentamos gestionar nuestra vida libremente, dependiendo, cómo no, de las circunstancias más o menos favorables que nos rodean. En el caso de ella, se dió cuenta de que su libertad para gestionar su vida, era mucho más amplia en cuanto a su poder de elegir con quien, cuándo, y cómo quería vivir su vida, que la del ejemplo que estaba poniendo su colega todo el tiempo en aquella cafetería sobre Cataluña.
-¡¡Joder!!! Si, esto es la vida…

Canarias sin Marea

A los alegres plurinacionales amigos de la paz, la justicia y la democracia del clan de somosaguas, posteriormente denominado “Podemos” les ha funcionado como a la mayor parte de los movimientos autodenominados de izquierdas en otras partes del mundo. Aquello de juntar diferentes agrupaciones, asociaciones y partidos en pos de aquello que en tiempos se decía el bloque histórico. Ellos eran el pueblo, la vanguardia de la revolución, los listos y preparados, la punta de lanza. Claro que, ahora, se necesitan votos, y se necesita juntar lo máximo posible, aunque tengan diferencias insoportables. Claro que el asunto está en que, en casos como el actual, a buena parte del pueblo, al menos durante un tiempo, los líos internos, no importan, la gente emite su voto. Durante un tiempo al menos. Y, dicho se de paso, conviene contar las historias con memoria íntegra, porque sino, no es tal cosa. A las confluencias y mareas, hay que evidenciar la negativa a País Vasco. Y, también, a Canarias. ¿Si se puede? No, no se puede. Pablo dixit.
Continúa leyendo Canarias sin Marea

España a Eurovisión ¿Y si fuera un caso de autosabotaje?

Seguramente pueda parecer un poco conspiranoico el título y la propuesta para el debate y la reflexión, pero inidicios, como las meigas, haberlos, háilos. Y es que, aunque Eurovisión sea una plataforma ideal, un concurso visto por millones de personas en Europa y fuera de ella, y que puede pronto tener un hermano gemelo en Asia-Pacífico, a los españoles, ya, no les convence. Y además, están los asuntos económicos y políticos que vienen ligados tanto al riesgo de una victoria como de una derrota. Como es bien sabido, los eventos de masas son ocasiones ideales para cualquier tipo de “exposición” pública de planteamientos políticos. Y ese podría ser el caso. Así pues, España … prefiere dejarse llevar. Total, para lo que sirve … Continúa leyendo España a Eurovisión ¿Y si fuera un caso de autosabotaje?

El átomo prodigioso

La opinión pública es indudablemente manipulable. Todo el que esté mínimamente informado sobre los acontecimientos recientes y sobre la vida política en general puede perfectamente secundar esta afirmación sin atisbo alguno de duda. En efecto, los medios de comunicación de masas, en connivencia con los partidos políticos, son capaces de auténticas atrocidades y salvajes ataques a la verdad con tal de hacer calar una opinión sesgada o errónea en la mentalidad general. Movidos por intereses políticos y económicos, empujados por poderosos lobbies o agentes económicos, nos inculcan ideas que van en contra del pensamiento racional. En mi opinión particular, uno de los mantras más arraigados en la sociedad española es el irracional rechazo a la energía nuclear. Desde hace muchos años ya, desde los grandes medios de comunicación y desde la izquierda política, en colaboración con una derecha que no ha hecho otra cosa que pecar de inacción se ha transmitido el mensaje de que hay que deshacerse de todo resto de energía nuclear en nuestro país, por una supuesta gran inseguridad y un supuesto gran riesgo. Más allá, hay quienes aún creen que el objetivo de generación 100% renovable en el año 2050 es factible. Los mismos que pretenden que la factura de la luz descienda por arte de magia y que además todos conduzcamos coches eléctricos. La suma no sale.

Continúa leyendo El átomo prodigioso

Salvemos la autonomía educativa

La variedad enriquece, la unicidad empobrece. En todos los ámbitos de la vida. A todos nos gusta poder elegir. Desde que nos levantamos empezamos a tomar decisiones, elegimos la ropa, qué desayunar, etc. El pluralismo es inherente a la elección. Y es que, si no hubiera opciones, no tendríamos que tomar decisiones y por tanto la vida no tendría mucho sentido y sería –como mínimo- frustrante. Por tanto, podemos llegar a la conclusión de que elegir es algo inherente a la vida misma y que como seres libres electores, es bueno conservar esta capacidad. Continúa leyendo Salvemos la autonomía educativa

¿Qué se celebra en la Semana Santa?

Una amiga me pidió si podía esbozarle desde una perspectiva cultural acerca de qué celebra en la Semana Santa. Así que vamos allá, aunque debo advertir que dado que no conozco suficientemente otros ritos cristianos centraré mis referencias en el católico.

La Semana Santa es la fiesta más importante del calendario litúrgico católico y en general de todas las confesiones cristianas. En ella se conmemora la Pasión, la muerte y la resurrección de Jesucristo. Conseguir que todos los cristianos la celebremos en la misma fecha -este año coincidieron de casualidad- es uno de los retos pendientes del ecumenismo, movimiento cristiano impulsado por el Concilio Vaticano Segundo (1962-1967), que trata de volver a hermanar a las diferentes ramas de esta religión: católicos, evangélicos, anglicanos y ortodoxos [véase: https://es.wikipedia.org/wiki/Ecumenismo ]. Actualmente sus fechas varían según de qué Iglesia se trate.

Continúa leyendo ¿Qué se celebra en la Semana Santa?

Un nuevo derecho: La Presunción de Información

Uno de los nuevos términos que aparecerá en la próxima modificación constitucional, dentro del Título I, Capítulo segundo relativo a los derechos fundamentales será el de la Presunción de Información. Como ven, sólo hacen falta dos lineas como las anteriores, para hoy en día inducir a confusión y engaño a una población que diariamente se ve sometida a un bombardeo continuo de titulares comprimidos cargados de pólvora.

Continuamente, observamos como en los diferentes procesos judiciales se hace referencia a la Presunción de Inocencia. Pero ahora bien, muchas veces se nombra a la misma antes incluso de empezar el litigio y en otras muchas, el presunto delito ni siquiera ha sido denunciado en sede judicial. Y claro, todo ello debe tener un punto de origen, en el que tienen un papel importante los Mass Media presentes en nuestro país.

Reacción antes que Reflexión, ese es su lema. Todos conocemos más de un ejemplo. Un titular que se repite sucesivamente durante días, en todos los informativos, y que se convierte en tema de debate poco reflexivo, en la mayoría de tertulias de cauce político. A raíz de ello, los periodistas se infundan sus togas particulares y dictan sentencias que crean jurisprudencia en las mentes sociales adormecidas.

Y es que en una sociedad como la nuestra considerada democrática, se está llevando a cabo un modus operandi muy peligroso a la hora de informar, más parecido al de épocas oscuras del pasado. Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda Nazi, decía al respecto:  “Cuando se lanza una mentira, y se repite con la frecuencia adecuada, al final se consigue que la gente se la crea´´. 

Nuestro texto constitucional es claro en el artículo 20.1.b. Tenemos el derecho a recibir libremente información veraz por cualquier tipo de difusión. Por tanto, los y las periodistas deben realizar su trabajo, comunicar e informar. Pero hasta que una sentencia dictada en un Tribunal de Justicia emita su resolución, las opiniones vertidas por los mismos sobre la persona o personas afectadas dentro de sus artículos públicos, sólo se podrán enmarcar dentro de una Presunción de Información.