Cruzadas, ratones y un chino en bañador

Suele decirse que el ser humano prefiere eludir las responsabilidades propias, siempre buscando un chivo expiatorio, externo, que ocupe el lugar de cualesquiera preocupación propia. Es así que esto se refleja en el momento en el que alguno de ellos acude al tarotista o espiritista: sólo aquél que dice que somos cojonudos es suspeptible de nuevas visitas, el que nos dice que las cosas son culpa nuestra, a ese, cruz y raya, ese, ha perdido un cliente. Por lo menos. Por eso nos gustan las conspiraciones, y por eso somos susceptibles de abrazar según que pseudociencias. Aunque la historia no va de ciencia, sino de aspectos que deben ser reconsiderados, a la luz de … un simple sentido común. Y salir de la oscuridad hacia la luz.

Casi todo el mundo conoce (o cree conocer) el término aquelarre (por más que significara Akar Lurra, tierra de nardos, y no Aker, macho cabrío … cosas de ir óidos poco frecuentados con la lengua vasca a juzgar con una mentalidad cincelada en otra familia lingüística completamente distinta) como uno relativo a la época en la que las brujas hacían sus diabólicos conjuros en conjunción con el maléfico lucifer … pero no todo el mundo conoce la relación de las brujas con los gatos, y de estos con los ratones. Y de estos … si, con la peste negra. Y es que la peste negra (llegada de China, por cierto) se transmitía por medio de simpáticos ratones o ratas. No seamos racistas. Antes de su llegada, la santa madre iglesia católica ya quemaba brujas, la inquisición estaba en plena actividad. Y cuando no quemaba brujas, quemaba gatos, el sucedáneo de la bruja … claro que, cuando tocó lidiar con los ratones de la peste, no había suficientes gatos en Europa para darles caza y … estos camparon a sus anchas. Gracias a tan generoso acto inquisitorial, se ayudó a que la población europea disminuyera a la mitad.

A lo anterior cabe añadir que hay quien dice que contribuyó indirectamente a la consecución del renacimiento, lo cual es una justificación con poco fundamento … como puede menos población hacer un salto tan cualitativo sin otros considerandos? Claro, ahí están las cruzadas. Y de esto no están tan orgullosos (no fueron religiosas, esa era la excusa). Aunque debieran. Quien conozca la historia de los cuatro primeros califas del Islam entenderá que las cruzadas fueron, de manual, un clásico ejemplo de guerra preventiva. Mantuvo entretenido a un número decisivo de tropas árabo musulmanas el tiempo suficiente y alejado del escenario europeo para permitir el empuje que hizo posible el renacimiento. Con un añadido. Y es que los cruzados se trajeron de oriente los conocimientos y las reflexiones (en buena medida griegos, con origen en la biblioteca de alejandría, que los árabes habían custodiado, y la iglesia nos había negado) que cimentaron el salto adelante que puso en el centro del mapa a Europa Occidental.

Y que hace un chino en bañador en esta historia? Pues es Mao, el líder de la revolución china, de hace cuatro días, como quien dice. Y está para recordar que el principio activo de tener una opinión o fe particular sobre todas las cosas sirve en el pasado y en el presente. En los años 50 se dedicaron a cazar y liquidar determinados animalitos que molestaban al comunismo chino … con la consecuencia de que enviaron a 30 millones de chinos a la muerte por hambruna. Así es que debemos tener presente que las acciones del hombre (y la mujer) tienen sus consecuencias. Sea en las cruzadas (en términos geoestratégicos), con los gatos y ratones … y con el sonriente chino en bañador, orondo como buda, pero no necesariamente igual de beatífico. Gracias, no creais a nadie, a pensar por uno mismo, con criterio propio, y buena suerte.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:

OPINA: