Economía para andar por casa, Economía de sentido común.

Estos últimos días en los diferentes medios de comunicación la palabra que más ha destacado por encima de todas es la de: Sentido común. Muchos redactaban acerca de que se aplicara el sentido común en una situación donde España, lo necesita más que nunca. Desde que este famoso sentido común se emplease allá por Diciembre de 1978. Dicho lo cual, me gustaría escribir para aquellas personas que no paran de ver noticias económicas, políticas y sociales en la televisión y no tienen muy clara la situación actual en la que nos encontramos y mucho menos si cabe, la hoja de ruta de cara al futuro que debemos o deberíamos seguir en el medio y largo plazo.

En este artículo quiero trasmitiros la situación real que atravesamos, sobre todo en el ámbito económico en materia de: Empleo, Déficit Público, Impuestos y Pensiones. Tranquilos, el objetivo prioritario en mis artículos, es que, las personas aprendan y les entretengan las lecturas sobre temas que presuponían muy complejos y de difícil comprensión. Sin mas dilación comencemos;

EMPLEO: En lo que a materia laboral se refiere, España ha mejorado considerablemente, aunque insuficientemente claro está. Como sabemos la tasa de paro en el segundo trimestre de 2016 se situaba en el 20,1% (Abril de 2016), una tasa de paro digna de países “bananeros” y tercermundistas, por lo tanto, no se puede sacar pecho con una tasa de paro tan desproporcionada. En el Ranking mundial nos encontramos en el puesto número 44, muy por debajo de el lugar que nos corresponde como cuarta economía de la Unión Europea. Pero no todo es negativo, la temporalidad de los contratos se ha reducido del 35% al 25%, así que cuando escuchéis que el 90% de los empleos que se crean son temporales a partir de ahora sabéis que es falso y no por que lo diga yo, si no, datos oficiales del Ministerio de Empleo.

El 75% del empleo en nuestro país es fijo y el 25% temporal, eso es así, es un hecho. Ahora en verano ha bajado algo el paro debido a las necesidades del sector de la hostelería y turismo, pero no podeos tomarlo como referente, ya que, es algo estacional solamente. Es verdad que la Reforma Laboral de 2012 fue positiva pero claramente insuficiente ¿Y ahora qué?, Se habla de volver a la antigua legislación laboral aquella en la que imperaban los , convenios colectivos, elevadísimos costes laborales y políticas que destruyeron mas de 3.000.000 de puestos de trabajo, ¿Qué sentido común se encuentra en volver atrás?, debemos fijarnos en mercados laborales que hayan tenido éxito e intentar erradicar la rigidez que rige nuestro mercado laboral, que hace que desde los años 80´ la tasa de paro media sea del 17% (y 8 trimestres rozando el 20%) y se hable de una tasa de paro estructural también(casi imposible de eliminar y solventar) del 17%, datos enormemente negativos.

Ver datos.

PENSIONES: Sobre el gran problema de las pensiones ya he escrito y dejado claro de que pie cojeamos, por lo tanto, seré breve. El problema es sin duda alguna uno de esos casos de sentido común. Hemos llegado a el punto que desde el año pasado (2015) en España ya se mueren exactamente 2.500 personas más de las que han nacido y la natalidad actual como os voy a mostrar no nos asegura un cambio generacional y a su vez no nos asegura el recibir una prestación por jubilación, ya que, la pirámide se está invirtiendo.

Ver datos

¿La solución?  fomentar el ahorro en las familias españolas y cambiar como la gran mayoría de los países europeos a un sistema mixto que combine un sistema de reparto o asistencial y un sistema de capitalización, que haga que las personas al jubilarse puedan tener un nivel de vida superior al de su vida activa, no como hoy en día, que es sumamente peor. Un trabajador medio en España puede ingresar unos 1.000 euros al mes, de los cuales, 500 euros/mes los da a la SS a través de la empresa. Si lo llevamos a nivel anual unos 6.000 euros( Imagínense que harían al jubilarse habiendo ahorrado 6.000 euros al año durante 30 años con intereses descontando la inflación… sueñe sí)  ¿Y qué recibe a cambio?: Una jubilación cada vez más tardía y una prestación menos que la de su vida activa.

IMPUESTOS: Para activar cualquier Economía y hacer que recupere su actividad en un momento delicado como el español es de sentido común, recortar el gasto ó subir impuestos. El PP ha sido el mayor expoliador del sector privado de la historia de la democracia subiendo todas las figuras tributarias tanto… y a tantos. Esas medidas ya las habíamos tenido in éxito alguno en España y no queremos ver que la solución es liberalizar nuestra economía y bajar los impuestos para que la gente tenga más renta disponible con la que poder liquidar sus deudas y a su vez, consumir más. Con respecto a las empresas, les sería más atractiva la contratación y la inversión privada aumentaría sin duda. En definitiva, es más fácil exprimir sin piedad a la población española que acordar recortes estructurales y necesarios que se piden a gritos, y no hablo de gasto público en sí, si no de, GASTO POLÍTICO. Vivimos en una sociedad donde la figura del Estado es completamente paternalista, y toda solución pasa por una ayuda, subvención o subsidio por parte de “PAPA ESTADO”, mientras esa mentalidad no cambie… seguiremos por los mismos caminos que nos llevaron a donde hoy estamos.

DEFICIT PÚBLICO: Esta partida a día de hoy puede que sea la más relevante, debido a, su mayor repercusión en los medios los últimos días. No tiene mucho misterio. Si ingresas más de lo que gastas te encuentras en situación de superávit, si por el contrario, gastas más de lo que ingresas te encuentras en una situación de déficit. ¿Tiene sentido verdad? aunque no común, puesto que, el Estado no comprende esta situación que cualquiera de vosotros a simple vista fácilmente entiende. Esta situación de déficit se ha encontrado España todos los años de la democracia ¡Todos! (menos los dos correspondientes a la burbuja crediticia e inmobiliaria). Entonces yo digo ¿Realmente España está condenada a ser deficitaria por los siglos, de los siglos, amén?

Todos los partidos como podéis ver en sus programas incluyen medidas de incremento del gasto público, cosa que hace que no se cumpla con el objetivo de déficit marcado desde Bruselas y con la condonación de la multa ya sabida esta semana. España gasta alrededor de 50.000 millones de euros (5% del PIB) más de los que ingresa, año tras año la situación sigue (es verdad que se reduce, pero hay que tomar cartas en el asunto seriamente). Y la medida estrella es la lucha contra el fraude fiscal. Utilizando el fraude fiscal como la salvación y no se dan cuenta que estamos creando un estado del bienestar sobredimensionado, ineficiente y deficitario en  todos sus sectores o casi todos , con más de 3.000 empresas públicas deficitarias, y con agujeros bastante importantes como el de la sanidad que ya va por 15.000 millones de euros.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:

OPINA: