Los enemigos del ISIS

El grupo terrorista Estado Islámico ha alcanzado un poder sin precedentes controlando amplias áreas en Irak y Siria y concentrando focos dispersos en Libia, Egipto (en la Península del Sinaí) y en el África subsahariana (a través del grupo terrorista vasallo Boko Haram). Al control territorial además se le unen frecuentes atentados en múltiples países tanto de Oriente Medio como de Occidente.

De esta manera el ISIS ha generado una oposición heterogénea y diversa con el consecuente surgimiento de una compleja estructura de facciones en el conflicto sirio.

A continuación dividiremos en diferentes grupos a las fuerzas que combaten al ISIS:

1.Estados

El principal enemigo del ISIS son los diferentes estados contra los que atenta y disputa el territorio.

El ISIS es combatido en tierra por el ejército de Irak y por las Fuerzas Armadas de Siria (leales a Bashar Al-Assad) interviniendo también otros estados, con intereses opuestos en muchos casos, a través de bombardeos aéreos y apoyo armamentístico y financiero a grupos que combaten al EI en tierra. Así pues por un lado podemos destacar entre los países que prestan apoyo a Al-Assad a Irán y a Rusia y, por otro lado, apoyando a la oposición moderada, también enfrentada con el Daesh, a potencias occidentales (entre las que destacan por encima del resto EEUU y Francia), Qatar, Arabia Saudí y, en menor medida, Turquía. Mención aparte merece el Estado de Israel cuya intervención es menos directa puesto que ni al EI ni a Israel les conviene un enfrentamiento directo dado que comparten determinados enemigos y ninguno de los dos está preparado actualmente para enfrentarse a un enemigo tan poderoso de forma directa.

De este modo se pueden esperar hostilidades del ISIS hacia cualquier estado que controle el amplio territorio que reclaman, todo territorio que en algún momento de la historia estuviese bajo control musulmán abarcando enormes áreas de Asia, Europa y África, no cabiendo, bajo el criterio de los terroristas, otra autoridad más que la del califato.

2.Minorías étnicas y religiosas

El Daesh no solo pretende dominar el territorio que reclama sino que se propone imponer la uniformidad religiosa y someter a la población a la Sharia y a su visión extremista del islam. Por ello el ISIS, allá donde se hace con el poder, emprende limpiezas étnicas y religiosas surgiendo grupos de resistencia entre las minorías étnicas. Estos grupos suelen responder a una táctica guerrillera y no tienen grandes recursos mas oponen eficaz resistencia gracias a su conocimiento del terreno.

La resistencia de este tipo más destacable probablemente sea la kurda, minoría étnica con un idioma propio repartida en diferentes países como Siria, Turquía, Irak o Irán. Además, si bien muchos kurdos son musulmanes, encontramos en este grupo étnico una religión minoritaria, el yazidismo, que tiene cerca de 800.000 fieles y que los convierte en un objetivo potencial de los terroristas islamistas. En Siria encontramos las YPG (Unidades de Protección Popular) que se constituyen como un agente más del conflicto sirio siendo su principal enemigo el Estado Islámico (aunque también tienen enfrentamientos con otras facciones de la Guerra de Siria) y su objetivo defender a la población kurda del exterminio y la opresión del Daesh. Las YPG tienen una ideología marxista y, bajo el principio marxista del internacionalismo proletario, han recibido apoyo de voluntarios extranjeros que se incorporan en sus filas para combatir al ISIS. Sin embargo en Irak los kurdos, que gozan de autogobierno, combaten al grupo terrorista con los peshmerga, que no son un grupo guerrillero sino una fuerza regular del gobierno del Kurdistán autónomo.

También cabe a destacar la dura persecución del EI a las minorías cristianas (entre las que se encuentran los asirios). Esta persecución ha hecho que en Irak surja la Brigada de Babilonia, un grupo guerrillero cristiano que combate al ISIS.

Por último es necesario mencionar el chiismo, corriente del islam considerada por los fundamentalistas herejía, que provoca el enfrentamiento del ISIS con estados antes mencionados como Siria e Irán y con las milicias chiitas del gobierno irakí.

3.Otros grupos islamistas

Como ya hemos mencionado previamente, un enemigo potencial del Daesh es el chiismo, lo que provoca que entre en conflicto con otros grupos islamistas por su inspiración chiita como es el caso de Hizbullá, grupo considerado como terrorista por EEUU y la UE que opera en Líbano.

No obstante, sorprendentemente, el ISIS también tiene como enemigos a grupos terroristas islamistas sunníes, ya que no se someten a la autoridad califal, entre los que destacamos a los talibanes en Afghanistán, al Frente al-Nusra (rama siria de Al-Qaeda que alterna períodos de enfrentamientos con periodos de paz con el ISIS) y a Hamas en Palestina. El Daesh sostiene que estos últimos no aplican adecuadamente la ley coránica en Gaza y que por ello deben ser derrocados.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:

OPINA: