Las mujeres no somos el enemigo

Las mujeres no somos el enemigo

La semana pasada escribía sobre el día contra la violencia de género y esta semana quiero ahondar un poco en el tema del feminismo. Ante todo, las mujeres no somos el enemigo. Las mujeres no nos creemos un ser superior al que venerar o al que tener en un pedestal. El feminismo solo busca y lucha por una igualdad real de derechos entre hombres y mujeres, ni mas ni menos.

Y precisamente, esa lucha por la igualdad es la que muchos no entienden. Si ir más lejos, la semana pasada se filtró un vídeo de David Pérez, Alcalde de Alcorcón, durante el Congreso Nacional de Educadores Católicos celebrado en 2015, en el que dedicaba unas palabras al colectivo feminista “Siempre me ha parecido muy sorprendente que hayamos llegado al siglo XXI todavía con ese feminismo rancio, un feminismo radical, totalitario, vigente e incluso influyendo en las legislaciones y marcando la agenda política”. Debe ser que vivo en un mundo paralelo o en un país diferente al de este señor. Ojalá se hiciese y se hablase más del feminismo para concienciar de lo necesario que es y eliminar opiniones tan retrogradas como la del señor alcalde.

Y estas no fueron sus únicas palabras, a todo lo anterior, añadió también que “en muchos casos son mujeres frustradas, mujeres amargadas, mujeres rabiosas y mujeres fracasadas como personas, y que vienen a dar lecciones a las demás de cómo hay que vivir y cómo hay que pensar”. Ante semejantes declaraciones, el alcalde ha recibido todo tipo de críticas y se ha defendido señalando que esas palabras han sido sacadas de contexto.  No sé en qué tipo de contexto se podrían interpretar semejantes palabras de otra forma, lo siento señor Pérez, pero le hemos pillado.

El Obispo de Alcalá durante una entrevista.
El Obispo de Alcalá durante una entrevista.

Este es solo un ejemplo de los que muchos machos alfa de este país opinan sobre el feminismo, para ellos mejor denominadas “feminazis“. Y no sólo del movimiento, sino de lo que opinan sobre la mujer. Ese ser inferior en todo que sirve para complacer al hombre y estar a su servicio.  Que la mujer piense, trabaje y sea independiente es para muchos aún una locura y están en contra totalmente.

Pensamientos que miembros ilustres de la Iglesia Católica perpetúan en nuestro país. Uno de ellos es el Obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, que ha dedicado en los últimos años frases tan célebres como “hay que quitarle el voto a las mujeres, porque últimamente piensan por su cuenta”. Ese machismo rancio y propio de otra época sigue muy presente, a nuestro pesar, en nuestros días.

Por ejemplos como estos, hay que seguir luchando por la igualdad de derechos, de salario, de oportunidades. Las mujeres no somos el enemigo, juntos llegaremos mucho más lejos.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:

OPINA:

  • Eduard Ariza Ugalde

    ¡¡Me ha encantado!! Pero sigo en mis trece respecto al feminismo. Creo que como todos los movimientos sociales y políticos tiene a grandes personas y buenos valores, pero también corrientes torcidas que enfatizan cruzadas de cuestiones anecdóticas -no lo digo precisamente por el alcalde de Alcorcón ni por Su Ilustrísima Rieg Pla, quédate tranquila- que ha menoscabado un movimiento noble y complejo a la simplicidad de la más absurda rebeldía encima vanagloriada. Personalmente prefiero compartir su visión de la igualdad de derechos y oportunidades entres sexos, intentando ser muy estricto con esto en mi vida, pero rehuyo la etiqueta de “hombre feminista”. No me siento cómoda con ella, porque me obliga automáticamente a matizar que “discrepo de ciertos elementos del feminismo”. Y ya tengo bastante con mi Iglesia para eso, si me permites la broma.
    PD. Como católico te agradezco muy sinceramente que digas “miembros ilustres de la Iglesia”, en lugar de “la Iglesia”. Demuestra mucho respeto por tu parte. Humildemente pienso que más de un obispo debería ser condenado por “hate speech”.