EAJ/PNV va a Madrid para volver a Euzkadi

A veces se ha confundido, de manera interesada, en la labor de un grupo catalán con la del grupo vasco, en las cortes, congreso y senado. Y parte de diferentes concepciones de lo que debe ser la representación de nuestras naciones en el centro del estado. A la actual presidenta de la Junta de Andalucía, y candidata a líder del PSOE le parecen acentos, meramente, la visión desde las nacionalidades y desde sus lenguas (que no acentos). Claro, ella quería decir que la parte troncal del asunto es la españolidad. Y lo demás es accesorio. Ya sea en lo político como en lo lingüístico. Y es un error, jacobino y centralista error, que asumen tanto las denominadas derechas como las presuntas izquierdas. Ajuriaguerra nos dijo que debíamos ir allí donde los intereses de los vascos pudieran estar en juego. Y, en ese marco, ir a Madrid es importante. Pero para volver a Euzkadi. Con cuestiones que mejoren la vida de vascas y vascos, y medios para que cada vez más, las decisiones se tomen en Euzkadi, y para que, poco a poco, seamos más nación, y más libres. Continúa leyendo EAJ/PNV va a Madrid para volver a Euzkadi

Imputación: ¿Cuándo debe dimitir un político?

Siempre que veo a los políticos usar eufemismos recuerdo una anécdota divertida de la historia. Hace años los navíos portugueses que iban a la India debían surcar una zona muy peligrosa, conocida como el Cabo de las Tormentas. Como el nombre no ilusionaba especialmente a los navegantes, el rey de Portugal ordenó a sus geógrafos que rebautizaran el lugar, conocido desde entonces como Cabo de Buena Esperanza, sin perjuicio de que las tormentas y corrientes marinas siguieran allí. La misma lógica debió tener el PP cuando borró la palabra “imputado” de la Ley de Enjuiciamiento Criminal remplazándola por “investigado”.

Este matiz terminológico, que viene de lejos, ya Zapatero, el creador de “no lo llames crisis, llámalo desaceleración económica”, puso esta propuesta encima de la mesa en su última legislatura, no implica más que eso quitar una palabra para poner otra. Ahora Pedro Antonio Sánchez complica la carambola terminológica inventándose lo de “imputado formal”. Se supone que se refiere al “imputado” al que abren juicio oral, pero os aseguro que el concepto no existe jurídicamente.

Continúa leyendo Imputación: ¿Cuándo debe dimitir un político?

Propuestas institucionales anti-crisis al Estado Español

Publicado originalmente en Arabatik el 29 de abril de 2012

De un tiempo a esta parte, como de manera añadida, se pudo observar en el llamado “Gran Debate” de la cadena privada del vecino estado español, propiedad del “mediaset españa”, corporación del Don italiano, Silvio Berlusconi, la senda marcada pretende seguir la línea de Esperanza Aguirre, con aquella propuesta, presuntamente improvisada, de vaciamiento de contenido tanto hacia arriba como hacia abajo de las Comunidades Autónomas. Eso si, creando lo que en Estados Unidos se llama mandato-no-financiado. Que, en la práctica, ya sucede en el caso de muchos ayuntamientos. Y es que muchos discursos públicos del corte del de Aguirre, se compaginan con una práctica que resulta del todo alejada del mismo, avanzando y profundizando en el monstruo, en beneficio de los amigos. He aquí unas propuestas para el “adelgazamiento” del estado de las autonomías. Continúa leyendo Propuestas institucionales anti-crisis al Estado Español

¿Qué supone el “Sí” a Erdogan?

El domingo 16 de abril de 2017 será recordado en Turquía como la fecha que inauguró un cambio radical en el sistema político del país. Este triunfo del “Sí” autoriza a Erdogan a demoler el sistema parlamentario mediante la reforma de 76 de los 177 de la Constitución [véase:  http://www.europapress.es/internacional/noticia-poderes-erdogan-nueva-constitucion-turca-20170417122331.html ] y a instaurar un régimen más personalista que presidencialista que con seguridad acercará a Turquía a esos países que siendo democracias no cumplan ninguno de los requisitos materiales que se espera de estas.

Continúa leyendo ¿Qué supone el “Sí” a Erdogan?

¿Qué se celebra en la Semana Santa?

Una amiga me pidió si podía esbozarle desde una perspectiva cultural acerca de qué celebra en la Semana Santa. Así que vamos allá, aunque debo advertir que dado que no conozco suficientemente otros ritos cristianos centraré mis referencias en el católico.

La Semana Santa es la fiesta más importante del calendario litúrgico católico y en general de todas las confesiones cristianas. En ella se conmemora la Pasión, la muerte y la resurrección de Jesucristo. Conseguir que todos los cristianos la celebremos en la misma fecha -este año coincidieron de casualidad- es uno de los retos pendientes del ecumenismo, movimiento cristiano impulsado por el Concilio Vaticano Segundo (1962-1967), que trata de volver a hermanar a las diferentes ramas de esta religión: católicos, evangélicos, anglicanos y ortodoxos [véase: https://es.wikipedia.org/wiki/Ecumenismo ]. Actualmente sus fechas varían según de qué Iglesia se trate.

Continúa leyendo ¿Qué se celebra en la Semana Santa?

Navarra, nación foral

Somos herederos del histórico derecho pirenáico. Ahí está la historia para demostrarlo. Pero la historia no legitima, sino son los que hoy viven quienes deben asumir el estado actual de cosas y el futuro al que se deba conducir. El principio democrático. Aún con ello, hay algo que rezuma historia, pero que va adaptándose a los tiempos, y esto es la realidad foral que impregna el viejo Reyno, hoy comunidad foral, de Navarra. No sólo, porque no es la única comunidad foral en el estado español, pero es importante afrontar los asuntos de manera foral, es decir, desde la base, de abajo a arriba. Y con este método hay que ver de lo básico a lo más complejo, la realidad, sin apriorismos u objeciones ideológicas. Continúa leyendo Navarra, nación foral

PSOE: testamento a un socialista desconocido, antes de las primarias

Al final del camino descubrí que el camino menos transitado era el que mayores placeres me hubiera servido. Era el más largo de los dos, pero en el más corto había trampas imprevistas no contempladas al comienzo del viaje. Y es que cuando se ha superado y llegado a destino, se puede ver la senda que no se ha de volver a pisar, que decía el poeta. Siempre el más difícil de los pasos a dar es el primero, el que sale del portal de tu confort al mundo, y toda hoja en blanco es ese primer paso, ese primer impulso. La crisis del PSOE, con todas sus variantes, es un asunto muy jugoso, y por tanto, polémico. Y como polémico, susceptible a malinterpretaciones y deformaciones del sentido de las palabras emitidas. Aunque, como elemento central del debate político en el estado español, puede ser interesante probar un cierto análisis con las claves actualmente al alcance. Y, tal vez, como homenaje postumo (de alguna manera) a Carma Chacón, quien, desde la discrepancia en los pensamientos, por lo menos, siempre fue honesta consigo misma, y transparente en su vocación de transformar Catalunya y España. Así pues, aún con incertidubres, empecemos el camino. Continúa leyendo PSOE: testamento a un socialista desconocido, antes de las primarias

Un nuevo derecho: La Presunción de Información

Uno de los nuevos términos que aparecerá en la próxima modificación constitucional, dentro del Título I, Capítulo segundo relativo a los derechos fundamentales será el de la Presunción de Información. Como ven, sólo hacen falta dos lineas como las anteriores, para hoy en día inducir a confusión y engaño a una población que diariamente se ve sometida a un bombardeo continuo de titulares comprimidos cargados de pólvora.

Continuamente, observamos como en los diferentes procesos judiciales se hace referencia a la Presunción de Inocencia. Pero ahora bien, muchas veces se nombra a la misma antes incluso de empezar el litigio y en otras muchas, el presunto delito ni siquiera ha sido denunciado en sede judicial. Y claro, todo ello debe tener un punto de origen, en el que tienen un papel importante los Mass Media presentes en nuestro país.

Reacción antes que Reflexión, ese es su lema. Todos conocemos más de un ejemplo. Un titular que se repite sucesivamente durante días, en todos los informativos, y que se convierte en tema de debate poco reflexivo, en la mayoría de tertulias de cauce político. A raíz de ello, los periodistas se infundan sus togas particulares y dictan sentencias que crean jurisprudencia en las mentes sociales adormecidas.

Y es que en una sociedad como la nuestra considerada democrática, se está llevando a cabo un modus operandi muy peligroso a la hora de informar, más parecido al de épocas oscuras del pasado. Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda Nazi, decía al respecto:  “Cuando se lanza una mentira, y se repite con la frecuencia adecuada, al final se consigue que la gente se la crea´´. 

Nuestro texto constitucional es claro en el artículo 20.1.b. Tenemos el derecho a recibir libremente información veraz por cualquier tipo de difusión. Por tanto, los y las periodistas deben realizar su trabajo, comunicar e informar. Pero hasta que una sentencia dictada en un Tribunal de Justicia emita su resolución, las opiniones vertidas por los mismos sobre la persona o personas afectadas dentro de sus artículos públicos, sólo se podrán enmarcar dentro de una Presunción de Información.

Camino a la revolución: hacia un nuevo orden mundial

Escrito originalmente en abril de 2004

1 – Introducción

El mundo se encuentra hoy en día en una encrucijada histórica única que sólo se repite cada cientos de años, y que suponen las transiciones entre épocas y edades históricas. Las edades de transición entre modelos suponen épocas en las que hay confusión y caos, en donde el pasado trata de sobrevivir mediante apaños, remiendos y fórmulas complejas y edulcoradas para que el mundo, la sociedad civil, mantenga el viejo régimen, mientras surge una nueva forma de entender el mundo y surge una nueva organización de lo que es y existe en las relaciones humanas. Así fue durante la transición desde la Edad antigua a la edad media, con la introducción de los feudos y la descentralización vasallática del poder; de la edad media a la moderna, con la reunificación del poder y su centralización en manos de un monarca absoluto y de la edad moderna a la contemporánea, con la ampliación de la base en la toma de decisiones en base a los parlamentos y la ampliación de las elecciones a un mayor número de gentes. Por señalar unos ejemplos por todos conocidos. Hoy estamos en uno de esos momentos históricos. El actual modelo es insostenible. Ni para el planeta ni para los que en el vivimos. Y es por eso que cuanto se haga en estos momentos, marcara el devenir del futuro modelo global, que abrirá camino a una nueva era. La actual Guerra contra el terrorismo que se nos trata de vender es un hecho que refleja que el modelo esta agotado, que refleja que estamos en un momento critico contestado desde muchos ámbitos. Es una etapa, que dado la gestión de las crisis y de la asimilación de las disidencias a los hechos terroristas, suponen una certificación clara del diagnostico aquí señalado. El final de la era iniciada en la Revolución francesa. Y se impone un cambio. Que se esta construyendo hoy en día por los movimientos altermundistas. Un cambio, que como el paso hacia la anterior edad, en proceso de superación, a través de revoluciones como la francesa, la americana o la rusa, se establecerá mediante una revolución mundial. Nosotros propugnamos que lo que se dejó a medio camino en mayo de 1968 en Paris, se retome y se complete. Otro mundo esta en construcción y se debe dar un paso sin retorno: (R) Evolución. Continúa leyendo Camino a la revolución: hacia un nuevo orden mundial

Violencia relativa

El pasado lunes 27 de marzo las compañeras de Arran, organización juvenil perteneciente a la Izquierda Independentista, ocuparon simbólicamente la sede del Partido Popular en Cataluña. Esta acción se ha vivido de distintas maneras según las diferentes formaciones políticas. La condena, obvia y esperada, por parte de Ciudadanos, Partido Popular (y su ya histórico victimismo en Cataluña) y el Partido de los Socialistas de (o escisión del PSOE en) Cataluña ha sido compartida por miembros del grupo parlamentario de Junts Pel Sí, así como por militantes y simpatizantes de Catalunya Sí Que Es Pot (una minoría). También ha sido pasada por alto por algunos militantes y simpatizantes de Junts Pel Sí (otra minoría) y de Catalunya Sí Que Es Pot. Por parte de algunos miembros de Ahora Madrid y otras escisiones, agrupaciones y seguidores fieles a Podemos y sus distintas confluencias, junto con la Candidatura d’Unitat Popular en Cataluña, más que condenarlo lo que han hecho es elogiar esta actuación.
Después de este breve análisis, voy a dar mi opinión. Yo no represento a nadie, así que ésta, es mi opinión personal e intransferible. Estuve allí, y me quede con uno de los cánticos (varios) que se hicieron esa mañana. Decía lo siguiente: “Quién  siembra miseria, recoge la rabia”. No es tan descabellado y violento, como cierto. Si bien pasar a la acción, como en este caso, se considera violento, más violento es no permitir el diálogo, no escuchar la voz del pueblo catalán e incluso la del pueblo español. Fue el Partido Popular, junto con Ciudadanos y el PSOE (y su sectorial en Cataluña) los que desoyeron las manifestaciones que tuvieron lugar cada 11 de septiembre desde el año 2012 hasta el año pasado. Fueron los mismos los que hicieron caso omiso de la llamada a las urnas el 9 de noviembre de 2014. Ellos mismos, fueron los que tuvieron una actitud hipócrita en la campaña (y luego con los resultados) de las elecciones del 27 de septiembre de 2015. Durante la legislatura han sido ellos (los tres partidos) los hipócritas. El PSOE, se queja que en Cataluña mande la derecha (aunque realmente no sea así) pero en España invisten, de facto, a Rajoy como presidente. Violenta, es esta actitud hipócrita. Lo violento, en un país pionero en número de desaparecidos en el mundo, es que hay “división” en Cataluña. Lo violento, en un país donde se condecora a la División Azul y sus veteranos, es que unos políticos sean elegidos con un programa independentista.

Siento, ya no como catalán independentista, sino como español que, de momento, soy; una enorme vergüenza. Vergüenza ajena. Vergüenza de la justicia arbitraria que tenemos, de la poca voluntad de avanzar y mejorar, de la falta de democracia y escucha al pueblo catalán. Evocan el diálogo, pero ese diálogo, para Cataluña, es con una pared que no negocia nada. El problema aquí es que el sentido de la violencia, es un sentido relativo. No se tiene nunca en cuenta el daño social y económico que se ha hecho desde Madrid a Cataluña y al resto de las Comunidades Autónomas, pero en cambio se crítica la falta de inversiones de la Generalitat. Se crítica la “división” en Cataluña, cuando la propiciaron los mismos que ahora están gobernando en la capital. Se habla de violencia en Cataluña, cuando un estado español prefiere invertir en defensa antes que en políticas sociales o permitir un referéndum.

Pues no señores, esto no es así. Violento no es ocupar y empapelar (por fuera) una sede de un partido. Violento no es gritar “¡independencia!” en Cataluña. Violento es permitir la agresión a la democracia desde el estado español. Eso es violencia. La ocupación de la sede del Partido Popular no es en absoluto comparable, para nada, con el daño que llevan haciendo ustedes desde el post-franquismo. No comparemos cosas que están a años luz una de otra en términos de violencia.

Se habla pues de violencia relativa, se habla de hipocresía. ¿Vamos a permitir que la ley ahogué cualquier derecho fundamental ante reclamaciones legítimas por cambiarla? Por supuesto. Seguiremos permitiendo que el PP, como partido corrupto, una de las mayores mafias a nivel político europeo siga destrozando el país y las vidas de la gente por el simple hecho de que “es legal”. Esto señoras y señores es hipocresía barata.

Me voy a permitir pues el lujo de usar el refranero español para describir lo que sucedió esa mañana de marzo: “Quien siembra vientos, recoge tempestades.” Esta frase resume muy bien lo que pasó el pasado lunes. Dejemos de ser hipócritas y luchemos por una España (o Cataluña, en mi caso) limpia de mafias, de fascistas y de ladrones.