Un partido fracturado, un gobierno ruinoso

Hoy, voy a contar un cuento, a todo aquel lector, interesado en la política, en las guerras por el poder, el engaño, la mentira y el oportunismo político, entre otras. Vamos, que lo que está pasando en el Partido Socialista de Cantabria, no tiene nada que envidiarle a la serie estadounidense, de “House of Cards”. 

La derrota

Esta historia, viene de atrás, exactamente de mayo de 2015. Tras un gobierno del Partido Popular en Cantabria durante cuatro años, con Ignacio Diego como presidente (único en serlo con mayoría absoluta, por cierto), llegan unas elecciones en las que el Partido Popular vuelve a ganar, aunque perdiendo la mayoría absoluta de la que habían sido valedores cuatro años atrás; un Partido Regionalista convertido en segunda fuerza, y un Partido Socialista convertido en fuerza residual en Cantabria. Aquí comenzaron los problemas para Tezanos. Pero bueno, la militancia no le dio importancia, y siguieron confiando en Tezanos. ¿Pero los dirigentes socialistas de Cantabria, viendo sus peores resultados electorales? Aquí surgieron los primeros críticos con Tezanos.

El Partido Socialista, consiguió camuflar los malos resultados, a costa de un pacto con Miguel Ángel Revilla, para convertirle, tras cuatro años de gobierno popular, en Presidente de Cantabria. Curioso lo de este señor, que ha sido presidente tres legislaturas, un total de 12 años en el cargo, sin haber ganado nunca unos comicios. Pero regresando a la historia, como decía, Tezanos camufló la derrota en las urnas a base de introducir consejeros socialistas en el Gobierno de Cantabria, y a base de asumir los llamados “pactos de perdedores” (que sin haber ganado, gobiernan), en triunfos municipales.

 

El declive

En la época 2015-2016, comenzó el declive de Tezanos. Cada vez fueron aflorando más críticos tras los malos resultados electorales, y muchos alcaldes se desligaron de las órdenes del partido regional. Tezanos supo esquivar los problemas hasta que llegó uno que enfrentó al gobierno con la ciudadanía: el nuevo calendario escolar de Cantabria. Un calendario que partía las tres evaluaciones en cinco, que quitaba a los estudiantes fiestas como la Semana Santa, el carnaval, y que suprimía las recuperaciones de septiembre.

Asociaciones de Padres, de Profesores y de Alumnos, así como la oposición liderada por el PP, criticaron severamente este nuevo calendario, así como voces dentro del Partido Socialista de Cantabria se alzaron en contra de esta “aberración educativa” tal y como señalaban los críticos de Tezanos en el partido. Asociaciones Religiosas criticaron que se suprimiese la Semana Santa del calendario vacacional,  y una petición de Enraizados en change.org, llegó a las 20.000 firmas, leídas para Revilla en el Parlamento, y totalmente ignoradas. El mano derecha de Tezanos en el Gobierno, Ramón Ruiz, en el punto de mira de la comunidad educativa cántabra. 

 

Las primarias

Es en 2017 cuando la situación es ya insostenible, y están previstas unas elecciones primarias en el seno de la formación socialista, para reafirmar o renovar el liderazgo, de una secretaria general puesta en duda, por cada vez, más militantes. Llega julio de 2017, es decir, las primarias socialistas determinantes para el rumbo del partido hacia las elecciones autonómicas y municipales de 2019. Tezanos se presenta a la reelección, y el joven alcalde de Santa Cruz de Bezana, Pablo Zuloaga, se presenta a renovar el partido.

Surgen los “tezanistas”, a los que no les había hecho falta aparecer antes dada la hegemonía de Eva en el partido; y los “zuloagistas”, que quieren renovar el partido, y renovar un Gobierno de Cantabria que les ha defraudado. Una quincena lanzándose cuchillos los unos a los otros, solo por el poder, en vez de trabajar todos juntos por levantar un partido que había sido importante en Cantabria y había pasado a ser residual. Eso les daba igual, ellos preferían el poder, costase romper el partido o no.

Y llegaron las primarias, con un resultado que confirmaba el fin de Tezanos:

Pablo Zuloaga – 1267 votos

Eva Tezanos – 1100 votos

 

Las sustituciones, y futuro

Y ahí comenzó la guerra. Tezanos era importante en el gobierno, pero a nivel partido no mandaba nada. Esto es lo que quiso quitar el amigo Pablo Zuloaga. Quitó a Ramón Ruiz de Educación, y puso a un afín, Francisco Mañanes. Los siguientes en perder la cabeza fueron Rosa Inés García (MARE) y Salvador Blanco (Sodercán), sustituidos por Felipe Lavín, e Iciar Amorrortu; respectivamente.

Ahora mismo, Tezanos se ve aislada en un Gobierno, con unos consejeros socialistas que hacen caso al partido en vez de a ella, y un Revilla que está tragando la situación sin tomar ninguna decisión. Lo que dice el título, estas guerras de poder no pueden darse en partidos que gobiernan, pues acaban afectando a toda la ciudadanía, en este caso, los cántabros. ¿Cuánto durará Tezanos en el cargo? ¿Afectará al PRC la falta de determinación de Revilla? El tiempo nos dirá. Por el momento, todo son especulaciones,.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:

OPINA: