Pedro Sánchez se sincera

Pedro Sánchez se sincera

Fin de semana de puente para muchos, y de lo más interesante, el sábado tuvimos investidura y emotiva despedida de Sánchez, el domingo el dilema entre elegir ver Salvados o la última entrega del documental de OT el reencuentro y el lunes cierre con conciertazo y el tema “escondidos” incluido. Por supuesto, yo no me perdí uno de mis programas favoritos, acertasteis vi Salvados con la entrevista en la que Pedro Sánchez, por fin, se sincera.

Como todo en esta vida, hubo opiniones varias sobre las respuestas que dio el ex-líder socialista. Para aquellos que apoyaban el “no” y un posible gobierno con Podemos vieron reflejada su postura en las palabras de Sánchez, pero no todo es color de rosa. Por supuesto, la entrevista tuvo muchos detractores que no han dudado en comentar su rechazo y descontento a las palabras del ex-secretario general tanto en televisión, prensa y radio como en redes sociales. Yo sinceramente pienso que Sánchez mostró, de una vez por todas, las cartas sobre la mesa.

Quizá haya aún algún españolito al que tomen por tonto o ingenuo, pero desde luego yo no soy una de ellos. Pedro Sánchez dijo verdades como puños y pudo tirar mucho más del hilo para desenmascarar, de una vez por todas, a los verdaderos culpables del bloqueo de este país. Nos puede gustar o no lo que se planteó en el programa del pasado domingo, pero todos sabemos que los medios de comunicación y las grandes empresas del Ibex son los que mueven las piezas del tablero. Y por supuesto, ellos no querían un gobierno del cambio con una izquierda unida y un Podemos como parte de ese gobierno, Sánchez finalmente admitió su error al firmar solo  con Ciudadanos y no hacerlo también con Podemos.

Más vale tarde que nunca, ya que Sánchez también admitió haberse equivocado con su valoración sobre la formación morada, “no supe entender el movimiento que había detrás de Pablo Iglesias. El PSOE tiene que mirar de tú a tú y trabajar codo con codo con Podemos”. Palabras que algunos socialistas no supieron entender y que llegan demasiado tarde, pues otros cuatro años de gobierno popular hemos de aguantar.  Estamos ante un momento en el que los dos partidos históricamente enfrentados de la democracia española están más cerca que nunca y se hacen la cama mutuamente ante el peligro de perder sus privilegios.

 Quieran o no admitirlo cuando de verdad se terminen las puertas giratorias en este país, y los ex-políticos dejen de ocupar cargos en las grandes empresas y paren de hacer políticas para beneficiarles, solo entonces, podremos soñar con un gobierno por y para el pueblo preocupado por la sanidad, el empleo y la educación y no por lo que van a  ahorrar en su declaración y lo que vas a pagar este mes más de luz.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:

OPINA:

  • Eduard Ariza

    Me gusta mucho como escribes ❤ Es muy ágil de leer.
    IMHO no creo q se deba simplificar al IBEX 35 y a los medios. Los grandes sectores económicos Incuestionablemente acumulan poder fáctico que tratan de proyectar sobre el espectro político en defensa de unos intereses propios -por otro lado como cualquier otro elector. Pero no creo que haya que imaginarlos como un todo monolítico de voluntad unívoca, sino como un aglomerado de entidades enfrentadas entre sí.
    Yo creo que Pedro Sánchez juega la inmerecida carta del mártir que ha perdido tras jugar mal con la baraja del poder.
    Por último nunca veré clara la viabilidad del Estado asistencial msnde quien mande.