De lo público a lo común: Cambio de época

 

Hace apenas unos días tuve la suerte de participar en mis estudios de máster de una clase magistral sobre lo político y lo común de una de las principales figuras en cuanto a las políticas públicas se refiere y al análisis de la actualidad social no solo en España, sino en el mundo.

Me refiero a Joan Subirats, una persona capaz de resumir, en apenas unas frases clave, toda una teoría sobre la nueva era hacia la que nos dirigimos, con todo el valor que ello conlleva.

Hablamos de un tema muy extenso y de la cual existen una cantidad de líneas escritas inmensa, de la cual quiero reflejar uno de sus aspectos que es el paso de lo público hacia lo común, o como lo común se apoya en lo público para realizar su labor emancipadora de los aparatos estatales en la deriva del liberalismo del siglo XXI.

Debemos hablar de la tradición liberal democrática desde los tiempos de Adam Smith como una lógica individualista cuyo Estado debe someterse. Los tiempos avanzaron y vieron, después de la Segunda G.M., al Estado con otros ojos, evolucionando sobre las bases de Bismarck el llamado Estado de Bienestar.

Este ejercicio de Estado de Bienestar creó algo llamado “clase media” típica de los Estados Europeos a partir de los años 50. Estas clases medias, en ciertos sectores cada vez más adinerados, comenzaron a discutir el sistema de financiación del Welfare State hasta relanzar el liberalismo a partir de finales de los años 70, desarrollando más Derechos de carácter individual que Derechos colectivos.

Desde entonces, el liberalismo ha ido ganando terreno trabajando junto al Estado como fiel aliado, generando las grandes fortunas que hoy conocemos y que forman lo que hoy llamaríamos el “nuevo orden mundial”.

De forma muy abreviada hasta hoy. En esta época que vivimos los Estados Nación son cada vez más frágiles e incapaces de responder a las necesidades de una sociedad cada vez más compleja. El clientelismo se ha integrado en este Estado liberal democrático y ha reforzado las bases de las principales economías del mercado, creando el descontento en la sociedad con aquellos lemas de “no me representan”, “democracia real ya” etc.

La reacción de la gente, en esta idea de complejidad, no ha sido otra que recuperar la idea de lo común como herramienta de defensa frente a, en primer lugar, el liberalismo que genera desigualdades, y en segundo lugar la debilidad, digamos, institucional a lo largo del tiempo, del plano estrictamente público institucional. Nada más tenemos que ver los cambios en las políticas públicas con cada cambio de gobierno.

El municipalismo es la primera herramienta útil que, a través de la construcción del cooperativismo, reacciona de forma común ante problemas comunes. Basándose en la oportunidad que ofrece las instituciones hoy en día, desarrolla espacios de desarrollo de lo común solucionando de forma más directa los problemas sociales y dando cada vez más voz a aquella gente hasta ahora callada por el clientelismo institucional.

Es importante que este cambio que estamos viviendo se produzca de forma inclusiva. Necesitamos un cooperativismo inclusivo que aproveche las capacidades de otras comunidades para evitar desarrollar cierto nivel de elitismo en esta nueva construcción de lo común.

Ejemplos nos sobran. Copenhage, en los años 20 y 30, los sindicatos comenzaron a construir viviendas en cooperativa junto a las viviendas de carácter público del Estado hasta llegar, en los años 80 a un total del 60% de vivienda pública en propiedad.

Hoy esta cifra se encuentra en el 33%, la gran mayoría de ellas pertenecen a las cooperativas, el resto, privatizadas por gobiernos de derecha, remarcando la idea cortoplacista de las políticas públicas del Estado Nación actual y la lucha frente a la liberalización que provoca la economía de mercado.

Nos encontramos en un momento importante dentro de la construcción de la sociedad más allá de los elementos tradicionales que hasta hoy día se están intentando atrincherar. Las dudas sobre el liberalismo como paradigma casi exclusivamente económico y del Estado como solucionador de problemas van aumentando a la vez que la sociedad en su organización propia las va resolviendo.

Todavía existen motivos para resistirse a esta idea del cambio de época ante posibles reacciones del establishment económico y político, no obstante, las ideas de lo común cada vez se reafirman de forma más contundente. Las raíces de una nueva sociedad comienzan a crecer.

La esencia de vuestra lucha

Se cumplen 40 años de una de las desgracias más significativas de nuestra historia, la matanza a manos del fascismo español de una serie de personas que lucharon por el establecimiento de la democracia en nuestro país. No quería faltar a este homenaje hacia personas que influenciaron en mí en la búsqueda de la consecución de los Derechos Humanos.

Contaba yo con unos catorce o quince años cuando oí por primera vez esta historia. Era entonces cuando comenzaba a recibir historia contemporánea en el instituto, sinceramente no encontré demasiado interés en ella, quizá fueran cosas de la edad. Continúa leyendo La esencia de vuestra lucha

Restos sociales de 2017: Las desigualdades invisibles

Dentro de esta serie de artículos sobre retos sociales en 2017, he decidido exponer como otro de los principales problemas el de las desigualdades invisibles, no ahondando tanto en años pasados sino señalando cuales pueden ser las claves que puedan ayudar en este nuevo año a una reducción de los niveles de desigualdad.
Continúa leyendo Restos sociales de 2017: Las desigualdades invisibles

Retos sociales de 2017: Mujeres y feminismo en España

cuartopoder.es

Las mujeres dentro del nuevo contrato social en el año 2017

Termina este año 2016 con unos datos escalofriantes en referencia a la situación de las mujeres en nuestra sociedad. Hasta noviembre, la cifra se situaba en 49 mujeres asesinadas por sus parejas a falta de unos días para que termine el año. La lucha de las mujeres continúa y los retos que tenemos la sociedad y el movimiento feminista en 2017 son mucho más que eso, son objetivos que ayudarán a las mujeres a defender y transformar su posición dentro de la sociedad capitalista del siglo XXI. Continúa leyendo Retos sociales de 2017: Mujeres y feminismo en España