Réplica a Ricardo Pérez: El papel del empleo público

El pasado martes nuestro redactor Ricardo Pérez se atrevió a publicar un gran artículo de economía en dmkt.es sobre el empleo público. Nuestro ingenuo amigo trato de romper el monopolio de opinión liberal en la sección económica, y lógicamente entenderán que los liberales que habitualmente publicamos en esta sección tenemos que defender nuestros intereses. Ricardo en el siguiente artículo pinche aquí (imprescindible leerlo para entender la réplica) trató de justificar la relevancia del empleo público y de criticar la realidad que afrontan los trabajadores públicos en España, para ello se apoyó en estadísticas que aún siendo ciertas ocultan gran parte de la realidad.

En el plano teórico, es evidente que el empleo público cumple un papel muy necesario para el correcto funcionamiento del Estado de derecho y de la economía, y también en la intención de ofrecer unos servicios básicos a la población o de asegurar la igualdad de oportunidades. Sin embargo, Ricardo se atreve a ir mucho más allá. En su clara intención de potenciar el empleo público con subidas de gasto público, nos ofrece una panorama desolador e irreal para el empleo público diciéndonos que es escaso y que ha sufrido “masivos despidos” y precarización. Sin duda alguna se sustenta en datos, pero ¡No os dejéis engañar! Es solo otro intento socialista de introducir consignas falsas en la sociedad.

1- “El empleo público es escaso”

Ciertamente, el peso relativo del empleo público se encuentra entre el 6-7% (medianamente bajo en comparación con la UE), mientras en países como Dinamarca, Rep. Checa y Suecia se encuentra en el 17, 16 y 13,7% respectivamente, sin embargo quedarnos solo con este dato en un análisgasto-en-empleo-publicois puede conducirnos a errores. A pesar del menor peso relativo, el gasto público empleado en pagar las nóminas de los funcionarios asciende hasta el 11,6% (medianamente alta en comparación con la UE), es decir, la diferencia entre Suecia y España de gasto es del 0,6% del PIB, pero el número de empleados públicos es el doble en Suecia ,y  Rep. Checa disfrutando del triple de empleados públicos que España se gasta la mitad en ellos. En consecuencia, los países con un mayor peso del empleo público les suelen pagar peores salarios y en España ocurre lo contrario (coste en relación con renta per cápita). Mientras Dinamarca y Suecia asumen un sobrecoste del 3% y -5,1%, España paga casi un 80% más de la renta per cápita. Si España se equiparará a países como Suecia en empleo público (como Podemos propuso) ofreciendo los mismos salarios gastaría un 24% del PIB ¡Un tercio más que en Dinamarca y el doble que Suecia!

relacion-peso-del-empleo-publico-y-salarios-en-relacion-el-pib-per-capita
Relación: salarios en relación PIB per cápita y peso del empleo público (porcentaje relativo con la población activa)

En España los salarios de los empleados públicos se fijan en los PGE, donde se establece el mismo salario base para todos los trabajadores del sector público de una categoría y aumentos de sueldos automáticos cada 3 años. En los países nórdicos los salarios pueden ser variables en función de la productividad, se fijan en departamentos descentralizadamente e incluso hay una revisión anual de los sueldos públicos para equipararlos al sector privado (pg.57 para leer más), mientras en España los salarios medios del sector público son un 48,7% superior al privado en 2014, según el INE (pg.19).

Además, casi el 50% de los empleados públicos en España son funcionarios de carrera, por lo que disfrutan de un régimen de relaciones laborales privilegiado ya que solo pueden ser despedidos por razones disciplinarias. En los países escandinavos se puede despedir por reestructuración administrativa, baja productividad o restricciones presupuestarias de las administraciones públicas. ¿Cómo se puede hablar de que España tiene escasos empleados públicos, sin tener en cuenta nuestro rígido régimen de funcionarios y sus altos salarios? Lógicamente, Dinamarca y Suecia tienen muchos más empleados públicos porque disfrutan de un régimen laboral mucho más libre o flexible y ofrecen peores salarios.

2- “las posiciones del ranking de número de empleados públicos por habitantes y en el ranking de nivel de vida son muy similares”

Esa relación simplemente no existe. En los 5 países más altos del ranking del índice de bienestar, solo dos presentan un gran tamaño relativo del empleo público: Suecia 28% (los datos son dados en comparación con la P.Activa) y Noruega 29%, pero Australia y Canada tienen un número de empleados públicos muy parecido a España (10-15%) y Suiza solo tiene un 6%. Y entre los países, que disfrutan de un menor bienestar que España, hay Estados como República Checa donde casi un 30% de la población activa trabaja en el sector público. (ver ranking)

3- “El empleo público ha sufrido masivos despidos”

Ricardo vuelve a tener razón en que desde la llegada del gobierno del PP a la Moncloa hay 234.000 menos, sin embargo todo tiene un contexto. Como hemos visto antes, analizar solo una parte de la realidad puede desembocar en una imagen distorsionada. En el comienzo de la crisis económica (finales del año 2007), España tenía 2.969.000 aprox. empleados públicos y se llegó a 3.234.000 aprox. a finales de 2011 con el fin del gobierno socialista, que aumentó la plantilla del sector público en 265.0000. Los frutos del “éxito” del keynesianismo los recogió el PP: un país al borde de la quiebra con un 9,6% de déficit público, tras haber tenido un 2% de superávit. Rajoy redujo la plantilla en 2012 y 2013 en 325.000 empleados, pero a final de 2015 se revertieron los recortes en 91.000 nuevos trabajadores para el sector público. Actualmente el sector público tiene más de 3.000.000 de trabajadores, es decir, el número de empleados público es mayor hoy con un 5,08% de déficit público que en la España pre-crisis con la recaudación inflada por la burbuja inmobiliaria.

Evolución empleo público en España
Evolución empleo público en España (Rajoy entra en 11/2011,su línea de entrada esta mal puesta). Zapatero aumentó el número de empleados públicos en 265.000 desde 2007, y Rajoy los redujo en 234.000 ¿Austeridad?

 

¿Cómo podemos hablar de austeridad y masivos despidos, cuando la plantilla es la misma que en la España 2007? ¿Es justificable una subida del empleo público, cuando la sociedad de 2016 es parecida en números a la del año 2007? Esto no es austeridad, es contención del despilfarro de los gobiernos anteriores. La partida de presupuestos para pagar las nóminas se ha reducido de 125.000M (2011) a 117.000M de Euros, es decir, ha habido un recorte del 6,4% ¿Es un 6,4% un recorte masivo en los momentos en los que España estaba al borde de la quiebra?

El sector público español vive al mismo nivel que en el año 2007 ,pero con unos déficits públicos excesivamente altos que suponen el incremento de la deuda pública. Mientras el sector privado ,a pesar de los sablazos fiscales de Montoro, ha perdido 3M de empleos (mayoritariamente en los sectores burbujísticos), se ha saneado reduciendo su deuda y se esta reconvirtiendo creando empleo en nuevos sectores. Sin duda, Ricardo el empleo público SI ha sido una excepción.

 

 

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:

OPINA:

  • Antonio López Miró

    Soy funcionario de carrera y conozco de primera mano la realidad de la Administración Pública. Este artículo está plagado de tópicos (por no decir otra palabra) que no tienen nada que ver con la realidad. Especialmente, la asombrosa afirmación de que los empleados públicos ganan más que los privados. Tenemos una función pública envejecida, no se convocan oposiciones (la edad media de mis compañeros debe estar cercana a los cincuenta y cinco). Muchos funcionarios se están jubilando y no se reponen efectivos. La Administración se está quedando en cuadro. Los funcionarios son necesarios y es preciso que gocen de independencia frente a los dirigentes políticos. Este tipo de artículos hace mucho daño a un colectivo injustamente maltratado.